CASTERZ
  GUSTOS COMPARTIDOS
 

Gustos compartidos

Parte 1- Descubierta

Melani era una chica de 16 años de edad, ella era muy bonita, media alrededor de 1.65mts, pelo negro y de piel morena. Ella era un poco tímida, pero era una muy buena amiga para los que la realmente la conocían. Su familia era de un nivel social un poco alto dado que sus dos padres eran médicos ortopedistas y tenían un pequeño hospital ortopédico.

Melani tenia pocos amigos debido a su personalidad, y entre esos pocos amigos solo dos la conocían completamente, Alexandra y su amigo de la infancia Toño , incluso sabían de su fascinación por los yesos, incluso Toño compartía la misma fascinación y en ocasiones pasadas ellos jugaba a imitar yesos en sus piernas y brazos con vendajes elásticos. Este era un secreto que compartieron entre ellos dos hasta el día que Melani decidió confesárselo a su mejor amiga.

Melani gozaba cada segundo que las vendas elásticas le restringían parcialmente la movilidad y deseaba gozar de la atención que se le brindaría si ella tuviera un yeso, por lo que deseo con todas sus fuerzas tener un día un yeso por algunas semanas y aunque ella practicaba casi todo tipo de deportes nunca consiguió un hueso roto o un esguince para poder tener el yeso.

Cierta noche los papas de Melani fueron de compras al supermercado, y ella decidió permanecer en la casa, al ver que sus papas iban a demorar Melani busco varias vendas elásticas que tenia guardadas en sus cajones, se quito los pantalones y se tendió en la cama únicamente con las bragas y una blusa blanca ancha, luego comenzó a envolver su pierna derecha en los vendajes simulando un yeso largo de pierna, casi terminaba de envolverse la pierna entre los vendajes, cuando el sonido del carro de sus padres resonó en sus oidos. Ella comenzo a quitar desesperadamente las vendas pero era una gran cantidad, los padres entraron a la casa y llamaron por la chica pero ella no constaba por que decidieron ir a su cuarto, la puerta esta entreabierta y los papas alcanzaron a ver como su hija luchaba con las vendas elásticas, intentándolas quitar de su pierna.

Los padres regresaron a al recibidor mientras dijeron q solo habían regresado por la lista de compras que se les había olvidado, y con la misma salieron y dejaron a Melanie seguir con su juego.

Los padres no pudieron dejar de pensar toda la noche en lo que habían visto en el cuarto de su hija, mientras recordaban los momentos que ellos pasaron juntos haciendo lo mismo.

Parte 2- La confesión

A la mañana siguiente Melani se despertó temprano y salio de su casa lo antes posible para no enfrentar a sus desconcertados padres, la mañana transcurrió rápidamente y Melani no hablo con sus amigos acerca de lo ocurrido la noche pasada.

Al llegar a su casa se percato que sus padres habían llegado mas temprano que de costumbre, entro a la casa algo asustada por lo que parecía que iba a suceder, sin embargo no había nada fuera de lo normal, todo estaba en su lugar, su padre se encontraba leyendo el periódico y su madre sirviendo la comida.

Los tres miembros de la familia se reunieron en la mesa y empezaron a comer en silencio, hasta que le padre dijo en voz alta pero sin reproche.

- Tu madre y yo te vimos ayer en tu cuarto con todas esas vendas en tu pierna

La chica por un momento no pudo hablar era como si el pesazo de carne que había comido se le trabara en la garganta impidiéndole decir palabra alguna. El padre continuo hablando sereno:

- Esto no tiene nada de malo, pero como tus padres y tus amigos nos gustaría que nos dieras una explicación de lo que pasa, puedes decirnos con toda confianza ya que nosotros hacíamos algo parecido cuando fuimos novios.

La chica estaba boquiabierta, ¿sus padres con la misma fascinación que ella?, el nudo que le apretaba la garganta desapareció y con un poco de pena confeso que ella tenia una fascinación por los yesos en especial los de pierna, y con las vendas elásticas podía simular y creer que ella se encontraba en uno.

Los padres no fueron sorprendidos por la respuesta, si no que se alegraron un poco de que su hija tuviera confianza en ellos, ellos dijeron que esto no la debía apenar y que cada quien tiene sus aficiones, secretos y deseos personales y era lo que nos hacia diferentes, la comida siguió en silencio hasta que la madre le dijo a Melani que si alguna vez quería tener un yeso de verdad en vez de estar simulando con vendas ellos podían hacerlo para ella ya que en la clínica tenían el material y no les costaba nada y si era para ver a su hija feliz lo harían ya que ellos eran de la misma manera.

La chica no podía creer lo que sus oídos escuchaban, en su cara se dibujo una gran sonrisa en su bello rostro, y les pregunto que si podían ponerle un yeso largo de pierna el fin de semana, ellos accedieron con una sonrisa.

Parte 3 - Primera Experiencia

La semana transcurrió rapidísimamente para Melani, solo se podía imaginar en un yeso por primera vez en su vida, que se sentiría, cuanto tiempo lo tendría, que atención tendría, incluso pensaba como sería para ella bañarse con el yeso.

El viernes, después de clase Melanie, regreso a su casa y sus papas le estaban esperando en el recibidor de la casa, le dijeron que fuera a su habitación rápidamente y se cambiara de ropa y se irían en cuanto ella estuviera lista. Corrió a su cuarto y al entrar lo primero que noto fue que en su cama había un par de muletas de aluminio nuevas que brillaban con el sol, su alegría fue tal que no se pudo contener y las tomó, las puso bajo sus axilas y comenzó a andar con ellas por unos minutos.

La chica salio del cuarto con una pantalón deportivo, una blusa delgada, calzado deportivo y andando en las muletas como un ángel flotando no muy lejos de la superficie.

Los padres se alegraron al ver a su hija tan contenta y de saber que compartía con ellos el mismo amor por los yesos.

Se transportaron hasta la clínica y ahí empezó la aventura para Melani.

Una vez en la clínica, Melani corrió con entusiasmo al cuarto donde le aplicarían el yeso y sus padres llegaron un poco después. Mientras los papas de Melani preparaban los vendajes de yeso, y todo lo que se necesitaba para hacer el yeso, Melanie se quito el pantalón deportivo y también el zapato deportivo que llevaba en el pie izquierdo, luego se sentó en una mesa y su apariencia era deslumbrante, llevaba la misma blusa pero ahora tenia un nudo apenas arriba de su cintura, una braga que completamente blanca no tan atrevida y el zapato deportivo derecho y ambas piernas desnudas.

La madre de Melani empezó aplicando el yeso sobre la pierna izquierda de la chica, la chica iba disfrutando cada centímetro que el yeso cubría en su pierna, una vez que la madre termino de aplicar e yeso en la pierna el padre limpio las manchas que el yeso había dejado.

Ambos padres dejaron a su hija sola mientras el yeso iba secando y fueron por las muletas que la chica había dejado en el carro.

Mientras Melani esperaba pacientemente que el yeso secara, comenzó a examinar el gran trabajo que había hecho su madre, el yeso iba de la base de sus dedos de los pies hasta la mitad de su muslo, y a cada minuto que el yeso iba secando ella se sentía cada vez mas feliz y excitada por el confort e inmovilidad que el yeso le daba a su pierna.

Los padres regresaron y verificaron que el yeso estuviera seco, ayudaron a su hija a incorporarse y le enseñaron como usar las muletas, aunque ella ya sabia usarlas casi a la perfección debido a su afición.

Con una paso lento debido a su caminar con las muletas llego al carro y con dificultad y ayuda de sus padres subió poco a poco al asiento trasero.

Parte 4- Reunión con los Amigos

De camino regreso a casa los papas le hicieron preguntas de cómo se sentía con el yeso, hace cuanto que descubrió su afición por los yesos y todas esas preguntas que surgen al hablar sobre algo nuevo.

Pasados alrededor de 15 minutos llegaron a casa y el padre puso en sus brazos a Melani y la llevo a su habitación y la coloco en la cama y regreso a la sala con la madre, ella agarro dos almohadas y se las puso debajo del yeso mientras lo contemplaba, sin pensarlo agarro el teléfono que había junto a su cama y le marco a su amigo Toño.

-Hola (Toño respondió al teléfono)
-Toño no vas a creer lo que paso
-Por que? Que paso? Cuéntame
-TENGO UN YESO!!!!
-Oh!! y que tipo de yeso es?
-Es un yeso largo de pierna

Toño se quedo cayado por unos segundos y se hizo una imagen vaga de Melani en un su yeso.

-Toño sigues ahí?
-Si, perdona, no se lo que paso. Y que te paso?
-Es una larga historia
-Me siento mal por que hayas sufrido un accidente y…
-Espera, yo no he tenido ningún accidente
-Y entonces que paso?
-Pasa a ver a Alexandra y vengan a mi casa entonces les cuentare todo.
-OK, estaremos por ahí dentro de unas horas.
-OK, los espero
-Cuídate nos vemos luego.
-Bye

Mientras Melani admiraba su yeso y procesaba todo lo que había pasado en el día, Toño se imaginaba a Melani tumbada sobre su cama con un su yeso y en lo hermosa que se vería.

Inmediatamente que toño colgó el teléfono se empezó a prepararse inmediatamente y después salio de su casa hacia casa de Alexandra para llevarla con el.

Pasadas unas cuantas horas la puerta sonó y Melani escuchó a su papa atenderla, y luego de vacilar un rato el dijo que ella se encontraba en su cuarto y si podían entrar seria mucho mejor.

Cuando ellos entrar a su habitación ella se encontraba con una vista hacia la puerta para ver su caras sorprendidas, Alexandra no podía creer que su mejor amiga estuviera en un yeso largo sobre pierna, ella inmediatamente pregunto
-¿Qué sucedió? ¿Qué haces con un yeso en la pierna?- Con una cara que no sabia absolutamente nada.
-¿Toño no te dijo?- Melani respondió confusa
-no, ¿Qué ha pasado?- intervino la joven
-bueno pues es una larga historia- mientras miraba de reojo a toño que tenia la mirada clavada en ella y su yeso hermoso
-Bueno para eso son los amigos ¿no?
-Claro que si

Melani prosiguió a contarles cada acontecimiento de toda esa semana que habia sido como un sueño para ella, y una vez que termino, sus amigos quedaron sorprendidos, Toño por los sucesos y Alexandra por la manera como Melani deseaba un yeso, por lo que Alexandra estaba un poco desconcertada, aunque ella aceptaba a Melani con sus gustos y sus sentimientos, así que de cierta manera se sentía bien de ver a su amiga tan feliz.

Los muchachos hacían bromas acerca de los yesos, y le preguntaban a Melani que se sentía, como había sido todo, etc. La tarde paso tan rápido como empezó y antes de que se dieran cuenta la noche había caído y su velada tuvo que terminar en ese momento. Los chicos se despidieron y quedaron de verse al siguiente lo antes posible, y si no se podía el fin de semana, se verían el lunes en la escuela.

Después de que los chicos abandonaran la casa Melani se dispuso a darse una ducha con su nuevo yeso, se dispuso a ir a la cocina, y cuando llego ahí su mamá se estaba ahí tomando un café, Melani le dijo que tenia que bañarse y necesitaba de una bolsa de basura para cubrir su yeso, la madre ofreció ayudarla con el baño pero Melani era penosa y no dejo que lo hiciera, por lo que tomo la bolsa y regreso a su habitación, cogió su ropa y se dirigió al baño, ahí puso la bolsa sobre el yeso y la ato con una cinta adhesiva, se desvistió, y se ducho de una manera que nunca lo había hecho, todo era de otra manera con su yeso, nunca había durado tanto tomando una ducha, y jamás se sintió tan feliz de tenerla, una vez que termino con la ducha se quito la bolsa que cubría el yeso y seco todo su cuerpo, se vistió de nuevo y regreso a su cuarto casi sin energías, tiro la ropa en su cesto de ropa sucia y se tumbo en la cama lista para dormir.

Mientras Melani dormía, toño miraba a la ventana y pensaba en todo lo sucedido en el día y la imagen de Melani no deja de pasar en su mente, así como cada parte de su historia, sus sentimientos por ella y no podía dormir con tantas cosas en la mente, y cada cosa que recordaba lo ponía con menos ganas de dormir, al cabo de un buen rato, como todo ser humano logro dormir.

La mañana siguiente toño despertó y seguia pensando en Melani, ya nada la podía borrar de su mente, y decidió ir a visitarla por la tarde.

Cuando ella despertó lo primero que le paso por su cabeza fueron sus los sueños que había tenido, sus dos mejores amigos y ella en yesos disfrutando el momento juntos. Aun que pensó que eso era absolutamente un vago deseo ya que Alexandra jamás iba desear tener un yeso.

La mañana paso como todas, a excepción de que Melani tenia mas atención de sus papas, y ella se sentía como nunca, cunado la tarde empezaba ella decidió ir a rentar algunas películas, y aun que el videoclub estaba cerca de su casa muchas personas la miraron e incluso ofrecieron ayuda. Durante el transcurso del día disfrutó viendo las películas que había rentado.

Mientras ella veía la tercera película tocaraon la puerta y su madre abrió la puerta, era toño que quería platicar con Melani así que entro y se sentó con ella en sofá en la sala de tv y terminaron de ver la película, cuando termino platicaron un poco mas y luego toño regreso a su casa.

El resto del sábado y el domingo pasaron normales, toño viendo tv, jugando fútbol, playstation, etc., Alexandra hablo a Melani para conversar un poco, fue al cine con otros amigos, y a almorzar con sus padres, Melani por su parte se quedo en casa disfrutando de su yeso y pensando que le esperaba el lunes en la escuela.

El sol que anunciaba el primer día de clases de la semana, era resplandeciente, y Melani nunca se había sentido con tantas ganas de ir a la escuela, se despertó temprano, se preparo para la escuela cuidando cada aspecto de su imagen, cuando termino tomo sus muletas en mano y empezó su trayecto hacia su escuela.

Cuando su papa se estaciono enfrente de la escuela, Melani no podía contener la emoción, sabia que iba ser un día asombroso e inolvidable.

Mientras ella camino a su salón consiguió la atención de mas de media escuela, todos preguntaban que le había pasado, a lo que ella tuvo que inventar un pequeña mentira la cual fue, que ella fue a cabalgar y había caído del caballo de una mala forma, otros hacían preguntas, como cuanto tiempo iba a tener el yeso, y ella no había pensado claramente eso, pero en ese momento se dijo que 3 a 4 semanas estaría bien para su primer yeso, al llegar al salón todos los chicos que estaban adentro notaron la notaron entrar y pivotear de una manera sensacional, ella pensó que esto era mucho mejor de lo que había pensado, durante los recesos nunca siempre se encontraba rodeada de se mas personas que con los que solía estar ( sus dos mejores amigos).

Alexandra no podía creer como un yeso podía llama tanto la atención de alguien e incluso tener ayuda para hacer las actividades cotidianas, incluso durante un momento el pensamiento de Alexandra vago, viéndose ella en lugar de Melani, y luego la despertó el sonido del timbre.

Cuatro semanas pasaron en un abrir y cerrar de ojos, todo parecía tan rápido como el primer día que ella había pasado en su yeso, y sentía q era tan poco el tiempo que lo había tenido, que quería tenerlo mas tiempo, pero su padres convinieron en quitar el yeso y darle un poco de movimiento a los músculos y luego la pondrían en otro yeso y a la chica no le quedo otra opción que aceptar.

La vida de Melani regreso a la normalidad, sin embargo aun jugaba con sus vendajes y el molde partido por la mitad que pudo conservar, toño seguía viéndola mas seguido, y hablaban acerca de ellos, su amistad, la escuela, los yesos, su anhelos, sus sueños, etc., Alexandra se interesaba un poco mas por sus platicas, sus aficiones, y la amistad entre los tres chicos se hacia cada vez mayor.

Parte 6 - La Segunda Aventura

Los meses siguieron pasando de la mano con los chicos y el frió invierno llego junto con sus vacaciones, los amigos de Melani ya tenían planes para salir de la ciudad con sus respectivas familias, mientras Melani se quedaba al calor de la convivencia familiar.

Durante una cierta noche, los padres de Melani le dijeron que como uno de sus regalos de navidad la iban a poner en otro yeso si ella quería, a lo que la chica sin pensarlo dos veces contesto un rotundo si de felicidad, esa misma noche la chica reviso en Internet todos los tipos de yesos que habían, y uno le llamo mucho la atención, y supo que ese deseaba.

Al día siguiente, les comento a sus papas que había un yeso que quería, esta vez no seria uno largo de la pierna, si no algo más allá de eso, les explico a sus padres del yeso, y los padres convinieron, aun que le dijeron que solo lo iba a tener un fin de semana, ya que iba a necesitar muchos cuidados y pues ellos tenían que trabajar entre semana y en muchas ocasiones los localizaban fines de semanas, lo que no les iba a permitir estar ahí todo el tiempo para ella. Luego de pensarlo por unos segundos, Melani convino y le dijo que el viernes lo harían, para así luego pasar una velada navideña grandiosa.

El viernes por la tarde todo estaba listo para la segunda aventura de Melani, una vez dentro de la clínica, sin más demora la madre empezó a poner el yeso sobre el cuerpo tibio de Melani, después de un proceso bastante largo, la chica no podía creer lo que veía un yeso que cubría ambas piernas desde la base de los dedos de sus pies pasaba por su rodillas e iba hasta su cintura y las piernas eran separadas por una barra cubierta de yeso. La chica no podía contener la emoción de tener un yeso tan grande que le daba una inmovilidad que nunca había sentido, y esa nueva sensación le encanto.

Esperaron a que el yeso secara y luego partieron de regreso a casa, cuando llegaron colocaron a Melani en sobre su cama, donde estaría todo el fin de semana.

Durante el fin de semana Melani disfruto cada segundo que pasaba en su nuevo yeso, paso las tarde mirando películas, comiendo pastelillos y chateando con sus mejores amigos por la comodidad que tenia al usar la laptop en la posición en la que estaba, les comento de su nuevo yeso y como se la estaba pasando, a lo cual toño se quedo con los deseos de verla, todo era prácticamente normal para un fin de semana a acepción de que sus baños se los daba con una espuma húmeda y que no podía salir, aun que eso no le importo ya que sus amigos estaban lejos, y pues a pesar de esas dos cosas la estaba pasado muy bien.

El fin de semana paso volando que cuando Melani se dio cuenta sus papas estaban quitando el yeso que tanta diversión le había dado, al igual que el otro.

De regreso en su casa guardo el yeso en su ropero y se dio una ducha, se vistió y salio de a comprar sus regalos navideños.

La cena navideña en esa ocasión fue mejor q en otras, la familia pasó más tiempo junta, bebiendo cualquier tipo de bebidas, comiendo de todo lo que se había preparado y hablando de todo lo que se podía, y claro ahora había un tema más.

Las vacaciones terminaron y el amargo sabor de la escuela regreso a la boca de los chicos,

El primer dia de escuela fue acompañado de planticas sobre las vacaciones, regalos, familia, y algo q no podia faltar, el tema de Melani en su yeso. Toño preguntaba el mas minimo detalle mientras que Alexandra solo oia con un poco de curiosidad. Las horas pasaron al igual que los resesos entre claces donde podian platicar.

El dia termino y ambos caminaron jutos durante un tiempo y se despidieron para cada quien tamar su camino.

Parte 7 - Pequeñas Lecciones

Cuando Melani llego a su casa encontro a sus padres reunidos en la mesa esperandola para el almuerzo, se sento con ellos, comieron y platicaron durante un rato, al terminar con la comida Melani subio a su dormitorio e hizo sus deberes, una vez q termino todo bajo y estaba viendo tele cuando su padre la interrumpio.

-Melani, quieres acompañarme a la clinica, tu madre no va ir hoy y pense que a ti te gustaria ir a ayudarne un poco.

La muchacha se levanto de una manera increible(era como un niño con una invitacion para ir a disneyland), subio a su dormitorio se cambio la ropa y en menos de 10 minutos bajo para ir con su padre.

Durante el transcurso del viaje se pregunto que haria, acaso ella seria util, y otras cosas mas… como era de esperarse no se puedo contener mas y le pregunto al su padre que podia hacer ella ahí, a lo que el padre respondio algo timido

-pues como te gustan los yesos pence q te gusrtaria pasara un rato en clinica, viendo algo del manejo de ellos y la gran variedad q hay, asi como tal vez me ayudes a aplicar algunos.

La muchacha no creia lo que estaba oyendo… tal vez estaba soñando, pero se dio cuenta que era verdad cuando al llegar se pellisco en su brazo y grito, con la emocion de otro sueño hecho realidad, bajo y se dispuso a seguir a su padre.

En cuanto entro a la clinica, se dio cuenta q habia un numero considerables de pacientes, una muchacha de su edad en un yeso largo de pierna, un muchaco de unos 22 años en un yeso corto para el brazo, otro muchacho alrededor de los 18 años se encontraba en una silla de ruedas con dos yesos largos sobre sus piernas, al cual melani vio y le parecio exitante, una señora de unos 35 años en un yeso largo para el brazo, y otros pacientes, a los cuales no pudo observar del todo bien.

Entraron a la oficina, y mientras su padre atendia las consultas por privado ella veia los materias y herranmientas q utilizaban sus padres, recordo algunas pero no todas y todo lo que estaba frente de ella le gusta mas y mas.

Mientras Melani estaba distraida con tantas cosas, su padre la llama y la invito a entrar a una consulta, cuando entro se dio cuenta que era la chica a la que habia visto al entrar a la clinica, esa muchacha de 16 años la cual tenia una complexión muy parecida a la suya, con un cuerpo bien proporcionado, la cual respondio al nombre de Emily.

Su padre le hizo algunas preguntas, mando a sacar unas radiografias y paso a la muchacha a otra cuarto acompañada de Melani, que no podia decir q feliz estaría de ser aquella muchacha, mientras caminaban Melani pidio a Emily q le contara acerca de lo que le habia pasado, fue un relato muy breve acerca una accidente en las escaleras, dijo que hoy llevava dos semanas con su yeso y hoy le pondrian uno nuevo e iba a tener que usar uno durante 10 semanas mas.

Las muchachas llegaron al cuarto que Melani tan bien conocia, este lugar jamas se borraria de su mente, era donde le habian apliacado sus primeros dos yesos y tendria mas historias para contar mas adelante.

Se acercaron a una mesa de examinacion y Melani ayudo a Emily a subir, esperaron cerca de 5 minutos y el padre de Melani entro con las radiografias en un sobre, las saco y las puso a la luz, murmuro cosas para el mismo y luego se volteo hace Emily y le dijo que todo estaba llendo muy bien y si todo seguia asi, estaria caminando mas rapido de lo previsto, finalmente introdujo a Melani como su hija y ella seria la que ayudaria a hacer su nuevo yeso.

Melani inmediatamente sorrio y se mantuvo con ansias en secreto, el padre quito el yeso lleno de firmas y deja al descubierto la pierna de la chica, esta era bien porporcionada, aunque su volumen habia disminuido a causa de no ser ejercitada, tenia piel muerta, pero aunq asi se veia muy bonita.

Casi inmediatamente empezaron con el proceso para hacer el nuevo yeso para Emily, el padre deslizo el estoquinete y empezo a aplicar la proteccion para piel, ante la mirada de aprendizaje de su hija, despues el padre mojo un vendaje de yeso un lo empezo a aplicar sobre la pierna de la muchacha, cunado termino de cubrirla por completo con el primer vendaje invitoa su hija para que lo intentara, Melani agarro el primer vendaje y los sumergio en agua, espero unos segundos, lo saco y lo exprimio un poco y lo fue aplicando con las instrucciones de su padre, cada vez q terminaba con uno hacia lo mismo con el siguiente y al recorrio las manos el yeso para moldearlo, una vez que termino el padre lo examino y al quedar conforme no hizo arreglos espero que se secara y dejaron que la chica se marchara no sin antes darle recomendaciones y recetas para esa lesion.

La tarde transcurrio mas rapido de lo que Melani huebiera querido, sin embargo fue una de las que no se olvidan (de aquellas como cuando pasas una noche bajo las estrellas con la persona que mas quieres y sientes que ese momento es eterno).

Justo en el momento que iban saliendo de la clínica el teléfono sonó y su padre contesto, pasaron unos minutos y colgó, salieron y subieron al carro.

Parte 8 - Nuevas Experiencias (Conclusión)

Durante el trayecto de regreso a casa Melani le pregunto a su padre acerca de quien había sido la llamada y para quien, el padre le respondió que era de un antiguo colega q los invitaba a una reunión de médicos ortopédicos el fin de semana, durante el resto del viaje no se dirigieron la palabra ya que tenían cosas en las que pensar.

Al llegar a casa, la cena estaba servida y todos se sentaron a la mesa al calor de la convivencia familiar, las palabras iban fluyendo poco a poco, mientras Melani le contaba a su madre todo lo que había hecho en la clínica, el padre la miraba con una sonrisa de satisfacción, esa que a los hijos les da la satisfacción se hacer feliz a sus padres.

Era ya casi hora de dormir y Melani, como era costumbre, escribió acerca de su día en su diario, y luego se tumbo en la cama, el comenzó a pensar en cosas y cayo en un sueño profundo y placentero.

La semana transcurrió sin incidentes, las clases eran aburridas pero las horas que pasaba con sus amigos no las cambiaba por nada. Cuando por fin era viernes los chicos iban de regreso a su casa, quedaron en hacer algo juntos el fin de semana, cada quien tomo su camino como era costumbre y se separaron, Melani al estar cerca de su casa, noto que había mucho movimiento en el cuarto de sus padres, entro a la casa y luego al cuarto de sus padres, encontró ahí unas maletas y ropas por todas partes, no segura de lo que pasaba pregunto por que todo eso, alo que lo que el padre respondió, creo que con tantas cosas que tenemos en la clínica se nos olvido decirte, recuerdas la llama de la clínica del otro día, pues aceptamos la invitación y no estaremos por aquí el fin de semana.

La chica se alegro por sus padres ya que debido a la clínica casi nunca tenían tiempo para ellos o para salir, y aunque irán a una reunión de médicos, pensó que se divertirían un poco así que no puso objeción.

El sábado por la mañana los padres partieron y Melani se quedo en casa durmiendo, cuando despertó recordó que no había nadie en la casa, así que decidió poner en ella su yeso largo de pierna que le habían puesto por sus padres, y lo mantuvo unido con un vendaje, tomo sus muletas y camino así por la casa (se sentía mas libre de hacer, por que aunque sus padres sabían de lo que ella sentía por los yesos, a ella le daba pena todavía), mientras ella desayunaba serial con leche, hecho una mirada por la casa y encontró colgadas las llaves de la clínica de sus padres (la cual se mantendría cerrada por su ausencia). En ese momento sus pensamientos volaron, y una idea se le vino a la mente, ella podría pasar un fin de semana con un yeso sin padres para que se sintiera un poco cohibida, mientras esas ideas pasaban por su mente, encontró una nota, de su padre que alado de las llaves, que decía:

Querida Melani;

Nos marchamos muy temprano y no quisimos levantarte, sabemos que te puedes cuidar perfectamente pero tu madre y yo decidimos que si nosotros la vamos a pasar bien tu deberías hacer lo mismo, puedes salir con tus amigos, y hacer lo que desees (mientras nos sea malo claro), por otra parte como sabemos que tal vez estés interesada por un yeso dejamos las llaves de la clínica (seguro ya las habrás visto pequeña diablita) puedes coger un taxi e ir por algunos materiales ahí (puedes practicar un poco lo que aprendiste en la clínica),, pero ten en cuenta que tu manejaras todo sola así que ten cuidado.
Por otra parte sobre la TV dejamos un sobre con dinero para que compres comida, y pagues algunos gustos.
Estaremos de vuelta el lunes por la mañana, disfruta tu fin de semana, cuídate mucho y recuerda que te queremos muchisimo.
Pd. Te extrañaremos mucho, mi hijita preciosa Con cariño tu padre.

Las ideas de Melani volaban aun mas, y pensó que le gustaría compartir un poco con sus amigos, casi inmediatamente tomo el teléfono y le dijo a sus amigos q fueran a su casa lo antes posible.

En menos de media hora ambos estaban ahí, una vez que se sentaron en la sala, les dijo
- Tengo una pequeña aventura para nosotros, podemos pasar un fin de semana en yesos.
Toño quedo casi atónito, aunque Alexandra no parecía tan interesada e incluso se opuso, sin embargo la lograron convencer, e hicieron un pequeño plan, le dirían a sus padres que irían de campamento con los padres de Melani y ellos se quedarían en casa de Melani a disfrutar su aventura.

Mientras los chicos fueron con sus padres para empezar a ejecutar el plan, Melani tomo un taxi y fue a la clínica, la abrió se dirigió al cuarto que no podía sacar de su mente (podría llegar a el con los ojos cerrados) empaco en su mochilla muchos vendajes de yeso de diferentes medidas, estoquinete, el vendaje protector para la piel y la maquina para cortar los yesos. Ya cuando iba de salida, vio dos pares de muletas y los tomo prestados.

Tomo un taxi para regresar a casa y le pidió que la dejara en supermercado, cercano a su casa, ahí compro la comida suficiente para el resto del fin de semana y regreso a su casa, preparo un cubo de agua tibia para que empezara aquella aventura cuanto antes.

A los pocos minutos que todo estaba listo tocaron a la puerta y eran sus amigos los cuales pasaron inmediatamente cada quien con sus mochilas correspondientes donde llevaban sus ropas y algunas pertenecías.

Antes de comenzar a aplicar los yesos pidió a cada uno que decidiera que iba a usar, Toño sin pensarlo dos veces respondió que un yeso largo para la pierna, Alexandra por su parte no sabia que hacer, así que Melani le dijo que la pondría en un yeso corto de pierna para que probara, y si quería se los pudiera quitar luego, a lo que la muchacha convino, por su parte Melani había decidido usar el mismo tipo de yeso que su amigo Toño, ya que todo esta listo decidieron empezar con todo (el gusto que tenia por los yesos y la poca practica que había tenido y observado, fue mas que suficiente para llevar a cabo esta aventura).

Mientras Alexandra se encontraba en otra habitación entretenida con la TV, el primer yeso iba a ser aplicado sobre la pierna de Toño, así que cambio sus pantalones por un short viejo, el cual tiro para arriba la parte de la pierna izquierda para que el yeso pudiera llegar lo mas arriba posible, el proceso empezó y Melani tiro el estoquinete sobre toda la pierna de Toño, luego empezó por poner el vendaje protector, cada vez que Melani cubría parte de la pierna de Toño el se sentía mas entusiasmado y excitado, cuando Melani termino con el vendaje protector, abrió las vendas de yeso, las sumergió en el agua tibia, la exprimió un poco y la empezó a tirar en la base del pie de Toño, en el momento que Toño empezó a sentir lo tibio y lo confortante del yeso llego a el una sensación placentera, mientras Melani subía mas por la pierna de Toño, mas excitado estaba Toño, en el momento que Melani trabajaba sobre su muslo la excitación de Toño no se podía ocultar y por lo que se hizo visible para Melani, aunque ambos estaban apenados, eran amigos y nada de eso iba a cambiar los muchos años que llevaban juntos, aparte ambos sabían que su fascinación por los yesos iba mas allá que un gusto, cuando por fin Melani termino con todo el yeso, parecía que fue hecho por una experta, el yeso empezaba desde la base de los dedos de los pies y subía hasta terminar en la parte superior del muslo.

Mientras el yeso de Toño secada y con el la vergüenza que momentánea que había pasado, Melani iba preparando las cosas para empezar con el yeso de Alexandra.

Melani empezó y termino el yeso de Alexandra al igual que el de Toño, la única diferencia era el tamaño, de resto se parecía de cada aspecto, desde la manera como abrazo su pierna hasta el ancho del molde.

Por ultimo Melani procedió a poner su yeso ella misma, con mucho cuidado para que pareciera lo mas real posible, al terminar con su trabajo, contemplo su pierna, el yeso iba de la base de los dedos de los pies hasta lo mas arriba de su muslo.

Esperaron a que cada yesos se secara y Melani entrego las muletas a cada uno, a medida que el día iba transcurriendo, cada joven tenia un gusto mayor por el momento, incluso, Alexandra se sentía cómoda y hasta cierto punto protegida por el yeso, e incluso comento que los yesos no eran tan malos como creía, unas horas mas adelante comento que se sentía bien con el, y para sorpresa de los chicos, al final confesó que amo cada sensación que daba su yeso.

Toda la tarde y noche la pasaron en su muletas hablando de yesos tocándolos, incluso firmándolos, después se dedicaron jugar aquellos juegos de mesa que Melani guardaba en su estante, y cada vez que podían hacían alusión a sus yesos.

Al día siguiente los chicos despertaron, y el día empezó con movimiento y sonido de muletas por toda la casa, desayunaron, se dedicaron a ver TV, y así llego la hora de la ducha, Melani y Alexandra decidieron entrar juntas, cada una cubrió su yeso con una bolsa y la ato con cinta, entraron al baño, y tomaron su ducha, al salir parecía que el día había comenzado de nuevo, la felicidad en sus rostros resplandecía y el olor de su cabello era cautivador.

Toño entro a darse una ducha después de ellas, se coloco una bolsa de la misma manera, y tomo la mejor ducha en toda su vida.

El fin del domingo se acercaba y con ello el tiempo que usarían el molde se acababa, ya en la noche, Melani tomo la sierra para cortar los yesos y termino con la pequeña aventura del fin de semana.

Los muchachos estiraron un poco las piernas para darles movilidad de nuevo y luego cada quien se marcho para su casa.

Al dia siguiente en la escuela los jóvenes platicaron sobre todo lo que les había sucedido y asi lograron llevar a un nivel mas un amistad, incluso Toño le propuso a Melani ser algo mas que amigos e intentar algo como una pareja.

Durante mucho tiempo los jóvenes tenían pequeñas aventuras como la anterior y Melani y Toño eran cada día más felices como pareja, y durante muchas aventuras en yesos, habían tenido las mejores aventuras sexuales.

Paso mucho tiempo y las cosas seguían iguales y ahora era hora de tomar la decisión acerca de su vocación, de la cual Melani y Toño no tenían dudas, la feliz pareja, opto por estudiar medicina, para luego estudiar una especialización en ortopedia, por otra parte Alexandra, decidió estudiar psicología, y aunque su decisión los separo un poco siguieron estando en contacto.

Hace ya poco tiempo me entere que aquella feliz pareja que encontró su mas grande gusto y pasión compartida en su parte complementaria, siguen siendo felices, apunto de terminar su carrera y lo yesos siguen jugando un gran papel en su vida. Y tal vez algún día puedan llevar su relación un poco mas arriba y la historia se vuelva a repetir.

FIN

_________________
*p3rc457*





Comentarios hacia esta página:
Comentado por Edward( edwardgt777gmail.com ), 07-04-2011, 18:11 (UTC):
jajaja que bonita historia... utópica pero bonita



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:

 
  HOY ESTUVIERON 3 visitantes (7 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=